Jairo ruega por su hija, Jesús sana a una mujer y Jesús resucita a la hija de Jairo

27 de junio de 2021

lecturas

Sunday Scripture Readings

SB 1, 13-15; 2, 23-24 SALMO 29, 2 y 4. 5-6. 11 y 12a y 13b 2 COR 8, 7. 9. 13-15

Explore the Sunday Gospel

EXPLORA EL EVANGELIO DEL DOMINGO

MC 5, 21-43 o 5, 21-24. 35-43

MC 5, 21-43 o 5, 21-24. 35-43

En aquel tiempo, cuando Jesús regresó en la barca al otro lado del lago, se quedó en la orilla y ahí se le reunió mucha gente. Entonces se acercó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo. Al ver a Jesús, se echó a sus pies y le suplicaba con insistencia: "Mi hija está agonizando. Ven a imponerle las manos para que se cure y viva". Jesús se fue con él, y mucha gente lo seguía y lo apretujaba.

Entre la gente había una mujer que padecía flujo de sangre desde hacía doce años. Había sufrido mucho a manos de los médicos y había gastado en eso toda su fortuna, pero en vez de mejorar, había empeorado. Oyó hablar de Jesús, vino y se le acercó por detrás entre la gente y le tocó el manto, pensando que, con sólo tocarle el vestido, se curaría. Inmediatamente se le secó la fuente de su hemorragia y sintió en su cuerpo que estaba curada.

Jesús notó al instante que una fuerza curativa había salido de él, se volvió hacia la gente y les preguntó: "¿Quién ha tocado mi manto?" Sus discípulos le contestaron: "Estás viendo cómo te empuja la gente y todavía preguntas: '¿Quién me ha tocado?' " Pero él seguía mirando alrededor, para descubrir quién había sido. Entonces se acercó la mujer, asustada y temblorosa, al comprender lo que había pasado; se postró a sus pies y le confesó la verdad. Jesús la tranquilizó, diciendo: "Hija, tu fe te ha curado. Vete en paz y queda sana de tu enfermedad".


              Todavía estaba hablando Jesús, cuando unos criados llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle a éste: "Ya se murió tu hija. ¿Para qué sigues molestando al Maestro?" Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga: "No temas, basta que tengas fe". No permitió que lo acompañaran más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago.

Al llegar a la casa del jefe de la sinagoga, vio Jesús el alboroto de la gente y oyó los llantos y los alaridos que daban. Entró y les dijo: "¿Qué significa tanto llanto y alboroto? La niña no está muerta, está dormida". Y se reían de él.

Entonces Jesús echó fuera a la gente, y con los padres de la niña y sus acompañantes, entró a donde estaba la niña. La tomó de la mano y le dijo: "¡Talitá, kum!", que significa: "¡Óyeme, niña, levántate!" La niña, que tenía doce años, se levantó inmediatamente y se puso a caminar. Todos se quedaron asombrados. Jesús les ordenó severamente que no lo dijeran a nadie y les mandó que le dieran de comer a la niña.

CONOCE A NUESTRA FAMILIA EXTENDIDA:

meet our extended family

San Oliver Plunkett (Día de fiesta: 2 de julio)

1ro. de noviembre de 1629 – 1ro. de julio de 1681

San Oliver Plunkett es especialmente conocido entre los irlandeses y los ingleses -y con razón. Los ingleses martirizaron a Oliver Plunkett por defender la fe en Irlanda, su lugar de origen, durante un periodo de gran persecución.

                 Oliver nació en Irlanda en 1629. Estudió para el sacerdocio en Roma y se ordenó ahí en 1654. Debido a las persecuciones en su tierra natal, no fue posible para él regresar a servir a su gente. Después de algunos años de enseñar y servir a los pobres, lo nombraron arzobispo de Armagh en Irlanda. El arzobispo Plunkett se dio a conocer como un hombre de paz y fervor religioso: visitaba a la gente, estableció escuelas, ordenó sacerdotes y confirmó a miles. Cuatro años más tarde, en 1673, comenzó una nueva ola de persecución en contra de los católicos, lo cual forzó al arzobispo Plunkett a llevar a cabo su trabajo pastoral en secreto y a vivir escondido. Mientras tanto, exiliaron a muchos de sus sacerdotes, cerraron escuelas, mantuvieron los servicios de la Iglesia en secreto y prohibieron los conventos y seminarios. Como arzobispo, los fieles de la Iglesia lo consideraban el responsable de realizar cualquier rebelión o actividad política.

                 Arrestaron al arzobispo Plunkett y lo encarcelaron en el Castillo de Dublín en 1679, pero su juicio sucedió en Londres por el delito de alta traición. Con gran serenidad del alma, Plunkett estaba preparado para morir. Refutaba las acusaciones en su contra con tranquilidad y se rehusó a salvarse a sí mismo dando evidencia falsa en contra de sus hermanos obispos. Oliver Plunkett perdonó públicamente a todos los responsables de su muerte. Lo colgaron, ahogaron y desmembraron en julio de 1681. El papa Pablo VI lo canonizó en 1975.

TOMA TIEMPO PARA COMPARTIR

Take time to chat

·       En la historia del Evangelio de hoy, cuando Jesús estaba en medio de la muchedumbre, mucha gente chocaba contra él, pero solo una persona lo tocó con fe. ¿Cuál es la diferencia entre el encuentro de la muchedumbre con Cristo y el encuentro de la mujer? ¿Qué podemos aprender de esto?

·       ¿Cómo te imaginas haber presenciado cuando Jesús resucitó de entre los muertos a una niña de 12 años?

·       ¿Por qué piensas que Jesús sanó a la hija de Jairo? ¿Crees que Dios continúa sanando hoy en día?

·       Si hubieras vivido en el tiempo de san Oliver Plunkett, ¿habrías continuado con la práctica de la fe católica incluso si estaba prohibida por el gobierno? ¿Por qué sí o por qué no?

RECETA DE LA SEMANA

Recipe of the week

Puré de papas hecho con antelación

¡Disfruta este platillo con papas en honor a nuestro santo irlandés!

8 papas grandes peladas

8 oz. de queso crema en cubos

¼ taza de crema agria

sal y pimienta al gusto

mantequilla

paprika

                 Hierve las papas en agua con sal hasta que estén tiernas. Escúrrelas y hazlas puré. Agrega el queso crema, la crema agria, la mantequilla, la sal, la pimienta y mezcla bien. Cubre el recipiente. Lo puedes guardar en el refrigerador por varios días. Antes de servir, espolvorea la paprika y hornea sin cubrir a 350 F (170 C aproximadamente) de 30 a 35 minutos o hasta que esté caliente. Rinde 8 porciones.

DIVERSIÓN FAMILIAR

Family Fun

Paseo en bicicleta en familia

Jesús viajó por toda Galilea predicando el Evangelio. Dedica un momento para disfrutar la creación de Dios y vayan a andar en bicicleta juntos en familia. Pueden pasar por una iglesia y detenerse brevemente a hacer una oración. Recuerda que dentro de cada iglesia católica hay un tabernáculo que contiene la Eucaristía, la presencia real de Cristo. No te olvides de agradecerle a Jesús por su sacrificio y el don de la Eucaristía.

OTRAS IDEAS

Other Ideas

ORACIÓN FAMILIAR

Family Prayer

Oración por los enfermos de san Agustín de Canterbury

                 Que el poder sanador de Cristo fluya en tu familia al rezar esta oración.

Mira Señor a quienes no pueden dormir
o a los que lloran esta noche.
Atiende a los enfermos.
Calma sus sufrimientos.
Bendice a los moribundos.
Compadécete de los afligidos.
Conserva su alegría.

Amén

Liturgy Link

Liga a la Liturgia

¿En dónde se guarda el crisma (o aceite) que se usa en el sacramento de la unción de los enfermos?

Unleashing the Gospel in your Family

Haz Llegar el Evangelioen tu Familia

Prepara y entrega una comida a alguien que está enfermo o necesita ayuda.

¡Datos Interesantes!

Fun Facts!

Text Link

Las papas fueron la primera comida que se pudo cosechar en el espacio. Las sembraron en la nave espacial Columbia en 1995.