XXiv Domingo Ordinario

11 de septiembre de 2022

lecturas

Sunday Scripture Readings

EX 32, 7-11. 13-14 SALMO 50, 3-4. 12-13. 17 y 19 1 TM 1, 12-17

Explore the Sunday Gospel

EXPLORA EL EVANGELIO DEL DOMINGO

LC 15, 1-32 o LC 15, 1-10

En aquel tiempo, se acercaban a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharlo; por lo cual los fariseos y los escribas murmuraban entre sí: "Éste recibe a los pecadores y come con ellos".

Jesús les dijo entonces esta parábola: "¿Quién de ustedes, si tiene cien ovejas y se le pierde una, no deja las noventa y nueve en el campo y va en busca de la que se le perdió hasta encontrarla? Y una vez que la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría, y al llegar a su casa, reúne a los amigos y vecinos y les dice: 'Alégrense conmigo, porque ya encontré la oveja que se me había perdido'. Yo les aseguro que también en el cielo habrá más alegría por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos, que no necesitan arrepentirse.

¿Y qué mujer hay, que si tiene diez monedas de plata y pierde una, no enciende luego una lámpara y barre la casa y la busca con cuidado hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas y les dice: 'Alégrense conmigo, porque ya encontré la moneda que se me había perdido'. Yo les aseguro que así también se alegran los ángeles de Dios por un solo pecador que se arrepiente".

También les dijo esta parábola: "Un hombre tenía dos hijos, y el menor de ellos le dijo a su padre: 'Padre, dame la parte que me toca de la herencia'. Y él les repartió los bienes.

No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, se fue a un país lejano y allá derrochó su fortuna, viviendo de una manera disoluta. Después de malgastarlo todo, sobrevino en aquella región una gran hambre y él empezó a pasar necesidad. Entonces fue a pedirle trabajo a un habitante de aquel país, el cual lo mandó a sus campos a cuidar cerdos. Tenía ganas de hartarse con las bellotas que comían los cerdos, pero no lo dejaban que se las comiera.

Se puso entonces a reflexionar y se dijo: '¡Cuántos trabajadores en casa de mi padre tienen pan de sobra, y yo, aquí, me estoy muriendo de hambre! Me levantaré, volveré a mi padre y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo. Recíbeme como a uno de tus trabajadores'.

Enseguida se puso en camino hacia la casa de su padre. Estaba todavía lejos, cuando su padre lo vio y se enterneció profundamente. Corrió hacia él, y echándole los brazos al cuello, lo cubrió de besos. El muchacho le dijo: 'Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo'.

Pero el padre les dijo a sus criados: '¡Pronto!, traigan la túnica más rica y vístansela; pónganle un anillo en el dedo y sandalias en los pies; traigan el becerro gordo y mátenlo. Comamos y hagamos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo hemos encontrado'. Y empezó el banquete.

El hijo mayor estaba en el campo, y al volver, cuando se acercó a la casa, oyó la música y los cantos. Entonces llamó a uno de los criados y le preguntó qué pasaba. Éste le contestó: 'Tu hermano ha regresado, y tu padre mandó matar el becerro gordo, por haberlo recobrado sano y salvo'. El hermano mayor se enojó y no quería entrar.

Salió entonces el padre y le rogó que entrara; pero él replicó: '¡Hace tanto tiempo que te sirvo, sin desobedecer jamás una orden tuya, y tú no me has dado nunca ni un cabrito para comérmelo con mis amigos! Pero eso sí, viene ese hijo tuyo, que despilfarró tus bienes con malas mujeres, y tú mandas matar el becerro gordo'.

El padre repuso: 'Hijo, tú siempre estás conmigo y todo lo mío es tuyo. Pero era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y lo hemos encontrado' ".

CONOCE A NUESTRA FAMILIA EXTENDIDA:

meet our extended family

Venerable Nelson Henry Baker (día de fiesta: 29 de julio)

16 de febrero de 1842 – 29 de julio de 1936

Nelson Baker fue el segundo de cuatro hermanos y nació en Búfalo, Nueva York. Trabajó en la tienda de abarrotes de la familia hasta que se desató la Guerra Civil y se incorporó a los soldados de la Unión. Cuando regresó a casa de la guerra, Nelson comenzó a trabajar con su mejor amigo. Juntos operaron un exitoso negocio de alimento para ganado gracias a las habilidades que Nelson desarrolló cuando trabajó en la tienda de abarrotes. Más tarde, Nelson respondió al llamado del Señor para convertirse en sacerdote.

Después de su ordenación, asignaron al padre Baker a las instituciones diocesanas de Limestone Hill, entre ellas estaban la parroquia de San Patricio y el orfanato San José, que estaba fuertemente endeudado. Trató de negociar planes de pago con poco éxito. El padre Baker usó todos sus ahorros personales para pagar sus deudas. Después, tuvo una idea. El padre Baker les pidió a los administradores de correo de todo el país que le proporcionaran los nombres de mujeres católicas caritativas de sus ciudades. Entonces, el padre Baker les escribió a estas mujeres preguntándoles si podrían contribuir anualmente para apoyar a las instituciones de Limestone Hill. Lo que solicitó fueron 25 centavos de dólar al año y le llamó la Asociación de Nuestra Señora de la Victoria. Sus esfuerzos de recaudación de fondos tuvieron tanto éxito que pudo pagar todas las deudas y comenzar a trabajar ¡en la expansión de edificios y en reparaciones!

Mediante ese apoyo de recaudación de fondos y su habilidad para los negocios, el padre Baker decidió perforar la tierra para obtener gas natural en Limestone Hill y construir una casa para madres solteras y sus hijos, un hospital de maternidad y el santuario y basílica nacional de Nuestra Señora de la Victoria. Cuando comenzó la Gran Depresión, el padre Baker trabajó sin descanso para ayudar al pobre, al hambriento y al sin techo. Se le conoció como al “padre de los pobres” y sirvió a su comunidad hasta que su salud comenzó a deteriorarse en 1936. Murió a los 94 años cuando lo bendecía el padre Joseph Burke, un huérfano que el mismo padre Baker crio y quien más tarde se convertiría en el obispo de Búfalo.

TOMA TIEMPO PARA COMPARTIR

Take time to chat

● Comparte una ocasión en la que te hayas perdido. ¿Cómo sentiste cuando te encontraron?

● ¿Por qué Jesús se llena de alegría cuando los pecadores encuentran el camino de regreso a él?

● En la historia de los dos hijos, explica las acciones del padre con tus propias palabras. ¿Por qué piensas que Jesús contó esa historia? ¿De qué manera esta historia te recuerda el sacramento de la reconciliación?

● El venerable Nelson Henry Baker usó sus habilidades de organización y liderazgo para servir a Dios. ¿Por qué estas habilidades son importantes para el ministerio?

RECETA DE LA SEMANA

Recipe of the week

Ternera piccata clásica

En la Biblia se hace referencia a comer la carne de ternera en varias ocasiones como en el evangelio de hoy. Un becerro cebado era considerado como el de la mejor carne. Dale ese gusto a tu familia con este platillo de “becerro cebado”.

½ taza de harina
sal kosher al gusto
pimienta molida al gusto
2 cdas. de aceite vegetal para temperatura alta (cártamo, girasol, cacahuate o semilla de uva)
8 chuletas de 2 oz. de ternera (aplanadas)
1 taza de caldo de ternera (o de pollo)
½ taza de jerez seco
1 limón exprimido y dividido
2 cda. de cada una: alcaparras, mantequilla y perejil italiano picado finamente
para decorar: rebanadas de limón

Combina la harina, la sal y la pimienta en un plato o en un refractario. Calienta un sartén de fondo grueso. Una vez caliente, agrega el aceite y calienta por 30 segundos. Cubre las chuletas con la mezcla de harina. Sacude el exceso de harina y ponlas en el sartén una a la vez. Hazlo en tandas si es necesario. Cocina de 2 a 3 minutos por lado o hasta que las chuletas estén doraditas.

Sácalas del sartén, colócalas en un plato y cúbrelas con papel aluminio (puedes meterlas al horno a una temperatura muy baja). Agrega al sartén el caldo, el jerez, la mitad del jugo de limón, las alcaparras y raspa los residuos que quedaron en el fondo. Deja que hierva y después baja la temperatura y cocina alrededor de 3 minutos o hasta que el líquido se haya reducido en una tercera parte. Añade la mantequilla y el perejil picado al final del la cocción. Ajusta la sal y agrega el resto del limón. Pon las chuletas en los platos (dos por persona) y decora con las rebanadas de limón. Báñalas con la salsa y sirve de inmediato.

https://www.thespruceeats.com/classic-veal-piccata-recipe-995302

DIVERSIÓN FAMILIAR

Family Fun

Sardinas

Jesús habla de salir a buscar a la única oveja que se perdió en el evangelio de hoy. Inviten a algunos amigos a jugar esta versión de “las escondidas” para ver quién es el que está “perdido”.

En este juego de las escondidas al revés, una persona se esconde mientras las otras cuentan. Todos los participantes cierran los ojos y cuentan mientras uno solo se esconde. Cuando terminan de contar (normalmente hasta 25) todos comienzan a buscar a la persona que se escondió. Cuando alguien lo encuentra, esa persona discretamente se esconde en el mismo escondite para que ninguno de los demás jugadores sepa dónde están. La última persona en encontrar al que se escondió primero es el que se esc0nde en la siguiente ronda.

OTRAS IDEAS

Other Ideas

ORACIÓN FAMILIAR

Family Prayer

Oración para celebrar y recordar

En la parábola del hijo pródigo el padre quiso celebrar cuando el hijo perdido regresó. Reza esta oración para celebrar el domingo.

Señor Jesucristo,
tú eres la presencia de Dios en la Tierra
y la revelación de su amor.
Tú les diste la bienvenida a todos los que acudieron a ti
y compartieron los alimentos en sus celebraciones.
Quédate con nosotros y bendice a nuestra familia
con tu presencia.
Guárdanos siempre en tu amor
y concédenos la alegría de la celebración
del misterio de tu amor en cada uno de nosotros.
Bendice nuestro tiempo juntos
y ayúdanos a estar agradecidos por
los alimentos que compartimos.

Señor, también oramos en este día
por la paz y la seguridad al recordar
los ataques del 11 de septiembre.
Te damos gracias por la valentía y el sacrificio
de los que salvaron vidas como el personal de servicios de emergencia o ciudadanos valientes.  
Consuela y fortalece
a las familias y a los amigos de los que murieron.
Sana y dales paciencia
a los sobrevivientes de los ataques que viven
con dolor físico o psicológico.
Guía las decisiones de nuestros líderes mundiales.
Dales la sabiduría y el discernimiento necesario para remediar el terror.
Que sus acciones traigan paz a todas las personas del mundo.

Acepta nuestra oración, Señor Jesús.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
Amén.


(Adaptado y traducido de Catholic Household Blessings & Prayers.)

Liturgy Link

Liga a la Liturgia

Así como el hijo menor confiesa sus pecados a su padre, nosotros tenemos la oportunidad de confesar nuestros pecados en el sacramento de la reconciliación. ¿Dónde y cuándo se celebra este sacramento en tu parroquia?

Unleashing the Gospel in your Family

Haz Llegar el Evangelioen tu Familia

Invita a alguien que ha dejado de ir a la iglesia a ir a misa contigo la siguiente semana

¡Datos Interesantes!

Fun Facts!

Text Link

Cuando el venerable Nelson Henry Baker decidió perforar la tierra para obtener gas natural, él guio una procesión eucarística para encontrar el lugar en donde comenzaría la perforación. Al principio no encontró nada, pero después de perforar 1,137 pies encontraron gas natural para calentar todos los edificios. ¡Esta perforación provee gas natural hasta la fecha!

Comparte como celebraste el domingo con tu familia usando el hashtag #52domingos